Análisis: One Piece Pirate Warrios 3

Con su llegada a la actual generación, y muy posiblemente la última entrega de saga de videojuegos en la anterior, One Piece Pirate Warriors 3 ha querido romper con todo lo mostrado anteriormente para hacer un gran juego. Pero, ¿lo ha conseguido?

Una historia más larga que nunca

Comenzando desde el principio, el modo historia es más completo que nunca. Comenzando desde el comienzo, con el enfrentamiento contra Morgan, se han incluido nuevos escenarios, como el de el arco del capitán Kuro o el arco de Thriller Bark, así como se ha incluido la saga de la isla Gyojin, Punk Hazard y Dressrosa.

Análisis: One Piece Pirate Warrios 3

Regresan viejos episodios que ya se pudieron jugar en la primera entrega, con escenarios totalmente renovados e incluyendo a algunos personajes nuevos para enfrentarse contra ellos como enemigos. Las animaciones vuelven a estar presentes, pero en esta ocasión no se pulsará ningún botón, sino que simplemente hay que sentarse y disfrutar.

Quizás un punto negativo es que en la historia faltan muchos enemigos secundarios que podrían dar un poco más de juego y que en los episodios que ya se habían visto en la primera entrega del juego se han reutilizado las animaciones, levemente mejoradas.

Un sistema de juego muy mejorado

Al contrario de los pocos cambios que hubo entre las dos primeras entregas, en este tercer juego se han incluido algunos movimientos nuevos a los miembros de la banda de los Mugiwara (no ha sido el caso de otros personajes como Shirohige, Perona o Trafalgar Law).

El sistema de compañeros también ha sido sustituido por el “ataque Kizuna”, en el que se puede hacer un ataque combinando de hasta cinco personajes al mismo tiempo. Para ello habrá que derrotar a enemigos hasta rellenar el indicador Kizuna. Hasta que se active el golpe Kizuna, con cada secuencia de golpe el compañero aparecerá el escenario para completar un combo de ataque.

Análisis: One Piece Pirate Warrios 3

Los combos ahora son mucho más fluidos y sencillos de hacer, y los ataques especiales, levemente mejorados, tienen una mayor potencia y un mayor alcance. Sin embargo, sigue habiendo una gran diferencia de nivel a la hora de fuerza de ataque entre ciertos personajes.

El sistema de valoración al final de cada episodio también ha cambiando. Ahora se valorará el tiempo que se haya tardado en completar el escenario, el número de enemigos derrotados y el número de enemigos derrotados con el ataque Kizuna. Al finalizar cada episodio también se completará un póster si se cumplen los requisitos exigidos.

Más modos de juego

Con el regreso del diario libre, en el que se puede vivir el modo historia con el personaje que tú prefieras, del mismo modo que se hacía en la primera entrega. Cada episodio se irá desbloqueando según se vayan avanzando a lo largo de los diferentes episodios del juego.

Análisis: One Piece Pirate Warrios 3

Un nuevo modo de juego que se ha incluido es el Diario de los sueños, en el que nos enfrentaremos a varios desafíos, con el personaje que tú prefieras. El número de desafíos es más amplio que en anteriores entregas, aunque estos han sido ampliados con contenido descargable.

El juego de One Piece con más personajes

Con un total de 46 personajes jugables, One Piece Pirate Warriors 3 presenta el elenco más amplio de personajes hasta la fecha.

Análisis: One Piece Pirate Warrios 3

Aunque la mayoría de ellos ya vienen de entregas anteriores, ahora tenemos la oportunidad de jugar con personajes como Doflamingo, Magellan, Gecko Moria o el mismísimo Shanks. Sin embargo, es una pena que no se hayan incluido muchos más personajes, cosa que hubiera sido posible, enemigos como Kuro, más miembros del CP9, Vergo o Arlong.

¿Puede que todos estos personajes estén presentes en el próximo juego de la entrega?

Conclusión del juego

Es un buen juego y entretiene bastante, sobre todo si te divierten este tipo de juegos. Con escenarios aún más grandes, con muchos más enemigos y con ataques más devastadores, te gustará jugar con todos los personajes. Sin lugar a dudas Omega Force ha vuelto a conseguir hacer un buen juego de One Piece, pero se sigue echando de menos la presencia de muchos personajes que tendrían que ser jugables o de algunos enemigos.

Lo mejor: Nuevos personajes, nuevos movimientos a la hora de hacer combos y muchos más enemigos con los que luchar.
Lo peor: La no inclusión de algunos enemigos, el no haber incluido algunos personajes menores y que el haber reutilizado viejas animaciones.

Puntuación: 5n