Akira Toriyama ingresa en prisión

Cuando salió el tema de los Paraside Papers, poca gente se esperaba que todo esto pudiera acabar así. Akira Toriyama dijo que no llevaba sus asuntos fiscales, que no sabía nada del tema… pero el juez no lo ha visto así.

Un registro en su casa dice lo contrario

El pasado día 21 de diciembre la policía fue a casa del mangaka con una orden de registro. Tras más de tres horas de tensión en la casa de los Toriyama, la policía encontró cuatro cajas llenas de documentos de operaciones económicas ilegales realizadas por el autor entre 2010-2014. El pasado día 26 de diciembre fue llamado ante el juez para una vista previa, con el fin de que explicará la procedencia de esa documentación.

El mangaka continuó insistiendo que no tenía ni idea de que eran esos documentos. El juez, Hitoshi Matsumoto, gran fama de la obra del autor, quiso llegar a un acuerdo con el mangaka para poder ponerlo en libertad bajo fianza: debía retomar el manga el manga de Dragon Ball y presentar un nuevo capítulo el viernes de cada semana en la editorial. Ante esta condición, el manga declaró que “prefería la cárcel antes que volver a dibujar una sola viñeta” y fue enviado a la prisión de Sugamo, en la que ya lleva desde la mañana del día 27, por posible riesgo de “ser extremadamente vago para coger dibujar”.