Análisis: FIFA 17 – El camino

Analizar un FIFA puede ser algo tedioso, porque, ¿cambia algo de una entrega a otra? Realmente hay muy poca diferencia en la mayoría de las ocasiones. Pero FIFA 17 nos ha traído algo novedoso, y es la posibilidad de jugar un modo historia, lo que ha hecho que esta nueva entrega valga la pena.

Un sueño que comienza en la infancia

Aunque muchos habrán soñado con poder personalizarse a un jugador para vivir el modo historia, esto no es posible en “El camino“. En este modo de juego tomamos el control de Alex Hunter, un joven niño británico que sueña con convertirse en profesional.

Análisis: Fifa 17 - El camino

La primera toma de contacto será cuando este es niño y tiene que meter gol en una tanda de penaltis. Sea cuál sea el resultado, el equipo de Alex ganará y lo celebrará con su mejor amigo, que también se acabará convirtiendo en su mayor rival durante la historia. En su plena adultez es donde comienza de verdad la historia del juego.

¿Chupar banquillo o jugar? El jugador elige

Antes de que Alex entre en un equipo, nosotros tendremos que tomar alguna serie de decisiones, como la posición en la que va a jugar o si vamos a querer controlar durante los partidos solo a Alex (similar a los modos 1 jugador que hemos visto en anteriores entregas) o controlar a todo el equipo incluyendo al protagonista de la historia.

Análisis: Fifa 17 - El camino

Sea como sea, lo que es primordial aquí es la primera elección de un equipo. Hay opciones de elegir entre 20 equipos de la Premier League, unos muy buenos y otros de menos calidad. En el caso de escoger uno importante, nuestro jugador se queda más tiempo chupando banquillo que jugando y tendrá que entrenar mucho para poder jugar unos pocos minutos y matarse en el campo. Cualquier fallo será castigado rápidamente. Por el contrario, si se opta por un equipo más modesto, se jugará más tiempo y los errores no tendrán tanta relevancia.

Claro que esto no significa que no haya que entrenarse. Se ofrecerán diversos tipos de entrenamiento para mejorar el rendimiento de Alex en el campo, al mismo tiempo que se conseguirá experiencia por los partidos que se jueguen.

Las decisiones que se toman son muy importantes

Con este modo de juego, Electronic Arts han querido llevar el realismo del mundo del fútbol a FIFA 17. En muchas ocasiones tendremos que elegir entre tres opciones que marcarán las relaciones de Alex con el mundo del fútbol.

Las respuestas que puede dar son modestas, de chulería o neutrales. Por poner un ejemplo, a la afición le encanta un jugador chulesco, pero no les gusta ni a su entrenador ni sus compañeros. Por otro lado, a un entrenador le gusta un jugador modesto o neutral, pero no a la afición. Es importante decidir cuál va a ser la actitud que se va a tomar, porque marcará bastante en el crecimiento de Alex a lo largo del juego.

Análisis: Fifa 17 - El camino

Por supuesto es como se actúe en el campo y en el equipo también afectará al futuro de Alex. En el caso de jugar pocos minutos en el campo, o no conseguir resultados, Alex será trasladado a otros equipos más modestos en los que podrá jugar más tiempo y lucirse mucho más como jugador. Las decisiones también afectan al entorno familiar y al estado del personaje, que si ve como su mundo se derrumba se deprimirá y jugará peor. Mientras que si se consigue que sea un buen jugador, siempre estará activo y listo para actuar en el campo.

Algunos elementos dejan el realismo del fútbol atrás

Por desgracia, hay algunos elementos que destruyen el realismo de este juego. Claro que la trama tiene que llevar a Alex a ser el mejor jugador del mundo. De eso se trata, pero en algunas ocasiones de la historia esto rompe por completo la perfecta armonía entre la historia y la cruda realidad del mundo del fútbol.

Análisis: Fifa 17 - El camino

¿Un ejemplo? Nada más comenzar el juego tenemos uno. Si marcamos el primer penalti como si lo fallamos, nos dirán que hay un ojeador muy interesado en Alex para llevarlo a otro equipo. Y esto se repite en muchos puntos del juego. Aunque la historia termina compitiendo por el título, en realidad importa bien poco casi todo lo anterior, porque solo importa acabar ganando ese trofeo.

Aún así, el título ofrece mucho entrenimiento, con más de 1 hora de vídeos y en la que se podrá vivir de primera mano como es el mundo del fútbol cuando se comienza desde cero.