Dragon Ball Origins

Dragon Ball Origins portadaA lo largo de las 2 últimas décadas hemos visto pasar una plétora de juegos basados en el universo “Bola de Dragón” por todas las consolas imaginables; la mayoría de ellos explotando una y otra vez el atractivo que poseen sus encarnizadas batallas y el poder de los personajes que todos tenemos en la mente. Pero Dragon Ball no siempre trató de villanos que podían destruir un planeta con sólo pensarlo, hubo una época donde Goku era un inocente niño con cola y buscaba las bolas de dragón acompañado de sus amigos, y es ahí donde nos transporta este juego, a revivir esos pasajes que para más de uno pueden ser desconocidos cuando, en realidad, son el comienzo de todo; porque esta historia no comienza con Vegeta, Freezer o Célula. Esto es un viaje por la historia de Dragon Ball.

Pocos habrá que no conozcan el argumento, pero por si acaso lo volveremos a recordar: Goku es un chaval que vive sólo en las montañas tras la muerte de su abuelo. Allí se encontrará con Bulma, una joven que va buscando las 7 bolas de dragón porque el que las reúna verá concedido su deseo. Como Goku tiene una de estas bolas y resulta que parece ser un gran guardaespaldas, Bulma le convence para que le acompañe y de paso vea mundo. La aventura ya está montada y lo que sigue ya es historia viva para muchos de nosotros. Goku y Bulma se encontrarán ante todo tipo de retos que habrán de superar: un gran número de monstruos, villanos y por supuesto aliados que incrementarán su grupo. Todo eso está incluido dentro del juego, desde que la aventura arranca hasta el Gran Torneo de las Artes Marciales.

Un viaje de nostalgia para aquellos que nos criamos con Dragon Ball

Dragon Ball Origins gokuCada nivel representa varios momentos clave de los comienzos de la serie, aderezados con escenas generadas con el motor del juego. Todo está narrado y recreado con gran mimo y detalle, así que aunque no seas un fan de Dragon Ball podrás seguir la historia perfectamente.

El control de este Dragon Ball Origins resulta muy parecido al visto en Zelda Phantom Hourglass, un juego de aventura con tintes RPG manejado con la ayuda del stylus. Pasaremos ratos al aire libre y otros en mazmorras resolviendo puzles y acabando con los enemigos; y habrá que estar al tanto porque hay gran cantidad de ítems ocultos en todos los escenarios. Goku, por su parte, no pierde el tiempo y aprende movimientos nuevos cada varios niveles, así que podremos ir probando cosas nuevas con asiduidad.

Dragon Ball Origins, puede que sea un juego basado en una serie de TV, pero es muy divertido.

En varias fases iremos acompañados de Bulma, obvia decir que ella es más débil que Goku, por lo que tendremos que tener un ojo puesto en ella, aunque suele correr por adelantado al lugar correcto donde nos esperará para seguir, ya sea por tener que encontrar un switch o derribar una pared. Durante el recorrido nos las veremos con una gran cantidad de enemigos, muchos de ellos ya parte de nuestro recuerdo; la inteligencia artificial de algunos de ellos no será gran cosa, pero habrá varios que sí supondrán un reto.

Dragon Ball Origins totalmente 3DComo he mencionado antes el juego se controla mediante el stylus, aunque podremos usar el pad de control para mover a Goku si nos resulta más cómodo, y cambiaremos de lucha con puños a bastón mediante un icono o tocando el botón L de la consola. Todo está muy bien implementado, el stylus nos deja hacer toda clase de ataques y raramente acabaremos haciendo un movimiento que no queramos, los únicos problemas los tendremos con las batallas más pobladas, donde algunos enemigos puedan acercarse demasiado y no salga el ataque planeado.

En el apartado gráfico no podemos poner ninguna pega, Dragon Ball Origins es un juego precioso, rezuma el arte de Akira Toriyama por todos sus poros; el entorno se mueve de manera sobresaliente y las expresiones faciales responden de igual forma. Los fans verán representados de forma fidedigna todos los parajes y personajes. A esto se le añade el uso de la doble pantalla, lo que nos hará disfrutar con el doble rango para los escenarios. Sinceramente, no creemos que el motor 3D de la Nintendo DS pueda ser exprimido mucho más.

Todo el apartado sonoro (voces y músicas) ha sido cogido directamente de la serie original, con lo que el factor nostalgia aumenta aún más si cabe. El paquete se completa con que la duración del juego puede llegar a unas más que decentes 12 horas, pero gracias a su variedad de fases y desbloqueo de extras como niveles nuevos o figuritas que encontrar no se nos hará para nada aburrido. Todo esto hace de Dragon Ball Origins uno de los juegos más completos basados en este magno universo, que agradará tanto a los fans acérrimos como a los neófitos en este fenómeno de masas que lleva haciéndonos disfrutar desde hace más de 20 años.