Shinobi

shinobi

Shinobi es un ninja y Shinobi es una máquina recreativa de SEGA que ya hizo furor en Japón desde 1987. Y Shinobi es una saga de videojuegos, cuyo último precedente estaba en la ya desfasada Wii en 2009 (cómo cambian los tiempos, mejor dicho, qué rápido nos cansamos de todo). Adaptado en esta oportunidad a los nuevos tiempos de innovación en las portátiles a la espera de las próximas mega consolas de sobremesa, arribó a la Nintendo 3DS para revivir las aventuras de un tipo perseguido pero con recursos, como héroe que es, para que peleando salga de cualquier acoso. El scroll lateral, tan propio de la antigua Gameboy y hasta de buenos títulos de la DS, protagoniza la jugabilidad de un título bien construido de principio a fin.

 Shinobi – Un Ninja en tu 3DS te garantiza acción

Con cuatro niveles de dificultad (es bueno huir del recurrente trío), y lleno frases lapidarias tipo el código Hagakure de los samuráis (“No prolongues la lucha, el primer golpe es el último”, “No hay victoria, ni propósito ni venganza, sólo acción” y así), la música que nos sumerge en el Japón feudal da paso a la multi lucha que todo ninja domina, con golpes, katanas, kunáis, saltos, deslizamientos, combos varios, cadena de agarre y hasta tornado ninja y uso de la magia correspondiente (que hay variadas), que este Shinobi está más que preparado para sobrevivir al ancestral que lo persigue. Inluso se maneja bien a caballo. Hasta rememoramos Assassin’s Creed por ‘look’ del personaje y trepando y deslizándonos por cuerdas y techos. Un no parar para que no decaiga la acción, con algún desliz como los pollos y muslitos que le rellenan la barra/barriga de salud, aunque quizás aún no se alimentaban entonces sólo de sushi ni sashimi. Y permite intercambio en Street Pass del modo retro. Un arte cuidado acompaña al entorno de este Shinobi que vive instalado en la acción y hasta con opciones de Street Pass.