Reseña: Dragon Ball Super arco de Freezer

Si, va lento, pero lo importante es que la serie vaya avanzando poco a poco. Tras resumirnos todo lo que había pasado en la película La batalla de los dioses, ahora le tocaba el turno a La resurección de Freezer. Pero, ¿habrán conseguido hacerla más interesante de lo que se había visto en la película?

Todo está en calma, pero…

Tras la batalla contra Bills todo ha vuelto a la calma. Son Goku está deseando irse a entrenar con Kaio para hacerse más fuerte y controlar el Saiyajin God, pero Chichi le sigue obligando a trabajar cultivando porque se ha gastado ya todo el dinero que les dio Mr. Satan. Es más, va a nacer su nieta, así que no quiere que se lo pierda. Por otro lado Vegeta se siente frustrado por lo acontecido, así que hará todo lo que sea necesario para conseguir que Whis le entrene, haciando lo que sea.

Reseña: Dragon Ball Super arco de Freezer

Mientras tanto, sin que nadie se percate, Pilaf y sus amigos han vuelto a reunir las Dragon Ball, pero en esta ocasión para supervivientes del ejército de Freezer, quien piden resucitarlo. Tras un largo proceso de regeneración, Freezer ha regresado cargado de odio y quiere vengarse de Son Goku. Sin embargo hay mucha diferencia de poder entre ellos, por lo que por primera vez en su vida va a tener que entrenar durante cuatro meses para acabar con él.

Algunos cambios con respecto a la película

Como ocurrió con la primera película, en este caso tenemos algunos cambios. Dejando de lado el relleno donde Mr. Satan se convierte en el Super Saiyajin que pudo derrotar a Bills y evitar que la Tierra sea  destruida, en esta cinta si que podemos ver un poco más del infierno en el que se encuentra Freezer o como Vegeta consigue convencer a Whis para que lleve a entrenar al planeta de Bills y así ser más fuerte que Son Goku, por no hablar del “duro” entrenamiento que ambos siguen.

Reseña: Dragon Ball Super arco de Freezer

Durante la invasión de Freezer también se ampliaron las escenas de batalla contra los soldados del tirano, sumando a un poco más de protagonismo de Gohan y de Piccolo (aunque de este no mucho), y con algunos guiños a la serie original. En esta ocasión si que está la presencia de Goten y Trunks en la cinta, así como de Tagoma, quien ha sido el punching ball de Freezer por así decirlo, lo que le ha dotado de mucha fuerza.

Pero, la gran sorpresa aunque muchos ya la esperaban, es el regreso de un personaje muy querido de la serie original, al que se habían olvidado de él tras estar muchos años convertido en rana y que demostrará tener ahora mucha más fuerza que antes. Tanta que incluso Gohan en Super Saiyajin no podrá hacer nada contra él.

El humor de nuevo muy presente

Como ya pasó con la parte de Bills, era inevitable que esta parte tuviera algunas escenas de humor. Dejando de lado la parte de Mr. Satán contra el alienígena que quiere retarlo por haber vencido a Bills, Goku no podía evitar de utilizar algunas de sus curiosas estrategias para hacer daño a Freezer o la reaparición de Ginyu con sus características poses.

Reseña: Dragon Ball Super arco de Freezer

Pero nadie podrá negar que la parte de Vegeta intentando convencer a Whis preparando una tortilla sin ser capaz de romper bien la cáscara de un huevo no es todo un aliciente para que echarse unas buenas risas a costa del personaje (al final se volverá todo un cocinillas).

Y de nuevo la mala animación

Todos lo saben, la anterior parte de Dragon Ball Super tuvo muy mala animación, sobre todo el famoso capítulo 5. Pero no es que esta parte se esté salvando mucho de esta situación, con caras muy mal dibujadas o el uso excesivo del copia y pega para hacer soldados de Freezer exactamente iguales.

Reseña: Dragon Ball Super arco de Freezer

Una pena, porque podrían haber mejorado mucho lo visto anteriormente en la película.

Niveles de poder por arriba y por abajo

Resultó muy gracioso ver los inexplicables cambios de poder que había en la película, y en la serie se dejan todavía más de notar. Que Munteroshi sea más fuerte que algunos soldados de Freezer puede ser comprensible, y hasta que Krilin lo sea, pero que Gohan precise de transformarse en Super Saiyajin para hacer frente a alguien con la fuerza de combate igual a la de Ginyu resulta un poco patético.

Reseña: Dragon Ball Super arco de Freezer

Y ya no hablemos cuando Ginyu toma posesión del cuerpo de Tagoma y despierta todo su poder, teniendo una fuerza superior a la de Gohan y a la de Piccolo, lo que resulta un poco incomprensible, dejando también de lado el hecho de que Freezer haya llegado en 4 meses a tener una fuerza igual a la de Son Goku que lleva desde que lo derrotó más de 10 años entrenando, y ahora lo hace con el asistente personal de un Dios.