Lo más destacado del E3 2008

e3 2008Quería comentaros lo ocurrido este año en el E3 de Los Ángeles, clausurado el pasado Julio; y lamento adelantar que la feria ha vuelto a decepcionarme y digo “ha vuelto” porque, desde que redujeron el tamaño del evento, esto no ha hecho más que ir a peor.

Como sabréis, y si no os lo digo yo, hay tres conferencias principales para las tres grandes (Sony, Microsoft y Nintendo), el resto de compañías muestran sus futuros lanzamientos y proyectos en desarrollo a medio-largo plazo.

De las conferencias de la E3 2008, y puesto que son una sola vez al año, se espera que las compañías muestren lo mejor que tienen a un año vista y esto es lo mejor que tienen:

Microsoft ha sido la que más ha sabido sorprender, sin pasarse demasiado. Han mostrado el que será su nuevo entorno de usuario para Xbox, con una estética mucho más seria y armónica y de paso han echado un ojo a todo aquello de los Mii’s de Nintendo y lo han fusilado para tener su propia personalización de usuario. También se anunció que Final Fantasy XIII, una de las más importantes exclusivas de las que Sony podía presumir y llevaba presumiendo desde hace 2 años, verá la luz también en formato Xbox 360 (punto positivo para Microsoft). Por lo demás se esperaba algo de “gameplay” del, este sí exclusivo, Gears of War 2… y para poco más dio la conferencia.

Sony vuelve a dejarnos con la miel en los labios o forzando todavía un poquito más, nos enseña la miel desde lejos, esta vez un poquito más cerca que el año pasado. Hemos vuelto a ver trailers del eterno Killzone 2, de MotorStorm 2, de Resistance 2 y atención… (redoble de tambor…) un teaser tráiler de God of War III, que en poco más de 1 minuto de cinemática mostraba a Kratos en la sombra diciéndonos que “habrá Caos”… Así que, podemos esperar para 2009 el retorno de la mitología griega “Kratos-style” en PS3.

El único que llega ya de Sony es Little Big Planet, un prometedor e innovador juego de carrerasde muñequitoscon movimiento 2D y entornos3D, con interminables posibilidades de personalización, que lleva llamando nuestra atención desde hace casi dos años.

Más cosas…Nintendo… ¡Ay! Nintendo, que se han confiado un poquito y nos han ofrecido, con diferencia, una de las peores y más vergonzosas conferencias jamás ejecutadas en la feria del entretenimiento electrónico. Porque si algo es importante en estas charlas es que, si lo que vas a mostrar no es para tirar confeti, al menos ten la decencia de no tirar confeti; y Nintendo eso no lo ha tenido muy en cuenta este año…

¿Qué ha mostrado Nintendo?

Minutos y minutos de Animal Crossing para Wii, pero hablando de Animal Crossing como si fuera Street Fighter 5, o un nuevo Super Mario…

Luego Wii-Motion PLUS, un periférico que hará que el Wii-Mote sea todavía más sensible al movimiento y a la posición de lo que ya es… lo que vino al pelo para presentar Wii-Sports 2, que incluirá un juego de motos acuáticas similar al genial Wave Race, entre otros, que hará buen uso de este periférico.

Un Grand Theft Auto Chinatown Wars para Nintendo DS del que sólo vimos el logotipo…

Y por último Wii music, un juego en el que, con diferentes posiciones de Wii-Mote y algún uso también para Wii-fit, Nintendo ofrecerá alternativa a las franquicias Guitar Hero y Rock Band. En cualquier caso lo que vimos parece dedicado a jugadores mucho menos “pro” que los de Guitar Hero y Rock Band (recientemente lanzado en Xbox360 este último)

En fin, simplemente que, acostumbrados a los bombazos de Nintendo, estos anuncios nos han sabido a poco.

Ha habido más cosas, claro que sí: Hemos visto el nuevo Prince of Persia en movimiento, el prometedor modo cooperativo de Resident Evil 5 (online y offline),nuevo Castlevania para DS, Demo de Far Cry 2, presencia de Street Fighter IV… pero son cosas que ya sabíamos o esperábamos de alguna manera y de las que hablaremos en el futuro.

Las quejas son claras… No hay novedades, no hay sorpresas, todo ha sido visto antes y eso hace que seguir la feria de cerca, poco a poco, pierda interés…

Esperamos que el evento vuelva a coger fuerza y, mientras tanto, nos conformamos con el Tokyo Game Show, que ese todavía no nos ha fallado.