Fallece Robin Williams, un mito de la comedia

Flubber, La señora Doubtfire, El club de los poetas muertos, Hook, Jumanji… son solo algunos de los títulos que hicieron famoso a este actor que nos dio tantas horas de diversión en la televisión, pero también interpretó otras obras un tanto más oscuras como Retratos de una obsesión.

Se ha ido un grande

Sin embargo, las risas se acabaron. Ayer, 11 de Agosto de 2014, a los 63 años de edad, el cuerpo sin vida de Robin Williams fue encontrado muerto en su piso en Tiburón, una península en la bahía de San Francisco, y de momento la única razón que se baraja para su muerte es la de muerte por asfixia.

robin-williams-weapons-of-self-destruction-1024

En los últimos años el actor había estado sumido en una profunda depresión y estaba acudiendo a un centro de rehabilitación. Bien es sabido que en los años 70 – 80 cayó en el alcoholismo y las drogas, pero se había recuperado, sin embargo, tras su primer divorcio volvió a caer en esta terrible adicción, por lo que los forenses buscarán pruebas si el actor fue movido por algún tipo de droga para cometer el suicidio.

El presidente de los Estados Unidos, Barak Obama, al enterarse de la noticia ha dado sus condolencias a la familia y también ha lanzado este comunicado sobre el actor:

Robin Wiliams fue un piloto, un genio, un presidente, profesor, un maravilloso Peter Pan y todo lo que se pueda imaginar. No había otro como él. Llegó a nuestras vidas como un extraño y terminó tocando los pilares del espíritu humanos. Nos hizo reír. Nos hizo llorar. No dejó de dar muestras de su talento y humanidad, especialmente a los que más los necesitaban, nuestras tropas, los desfavorecidos y marginados que viven en las calles. Toda la familia Obama enviamos nuestra condolencias a la familia de Robin, amigos y todos aquellos que encontraron una voz y la inspiración gracias a Robin Williams“.

Desde Nakoko, damos el pésame a toda la familia por esta gran pérdida, porque no solo se ha ido un padre, sino un amigo con el que podías contar cuando quisieras sonreír.